19th Ave New York, NY 95822, USA

Epikvs marca nuevas tendencias

Epikvs marca nuevas tendencias

Como en la moda, en el arte y en todo, las tendencias siempre están cambiando. Lo mismo aplica a los eventos sociales, especialmente a las bodas. Uno tiene la imagen de la boda ecuatoriana como un evento de lo más formal, con padres de familia que se esfuerzan para dar el mejor evento posible, y botando la casa por la ventana. Ahora las reglas no son tan rígidas; las decoraciones son de fantasía, existe la hora loca, bandas de rock y otras novedades. Pero lo que parece no cambiar mucho es el estilo de la comida.

Para este año la tendencia obliga a hacer algunos cambios: dejamos de lado las dos carnes en el mismo plato fuerte; entendemos que los sabores del sorbete están ya gastados. Entonces es hora de comer algo diferente y disfrutar lo que nos gusta fuera de formalidades que generalmente incomodan a muchos. Lo más seguro es que las tías que no comen mariscos y los abuelos que no comen la carne un poco de sangre, van a agradecer el hecho de haber degustado algo nuevo, algo que sus paladares nunca conocieron, pero que seguramente van a querer probar de nuevo.

Un sinnúmero de bodas vienen y van, con la comida totalmente desapercibida; salpicón de mariscos, sorbete de mandarina, lomo fino en salsa de esto, pechuga de pavo en salsa de lo otro, mix de verduras al vapor, merengón de guanábana, locro a medianoche… siempre lo mismo. Es hora para darle por ejemplo sazón cultural a la comida, picadas de medio oriente, ceviches de Perú, una parrillada al estilo argentino con un malbec potente y elegante. Comer bien es cuestión de abrir la mente y pensar en lo variado y rico que es el mundo de la gastronomía. Con un plato podemos viajar a Japón, acordarnos de Acapulco, saborear Francia, bailar flamenco en Sevilla. Entonces por qué nos sentamos boda tras boda a comer la misma comida que sirvieron en el evento anterior, cuando hay un mundo entero para comer y beber?

El desprecio por la comida nacional en los eventos de lujo es otra característica que debería estar relegado al pasado. Con toques sutiles en la presentación y unos giros modernos, la comida ecuatoriana puede tener un lugar de prestigio en cualquier mesa del mundo; ceviches de langostino, churrasco con un buen bife de chorizo, los sabores de un seco de chivo con chuletas de cordero, encocado de mero o langosta, hay tanto para hacer con la comida ecuatoriana, lo único que falta es ser más atrevidos.

Y si lo formal es lo requerido porque no un menú clásico francés, usando recetas clásicas sin caer en lo repetitivo; bouillabaise, terrinas de foie, platos de quesos, y todo acompañado de buenos vinos para hacer una cena con maridaje inolvidable? Y si estamos preocupados en qué vamos a tomar, quizás es hora de quitar el whiskey de su pedestal y usar una variedad de tragos para hacer cocteles llenos de elegancia. Para eso siempre es imprescindible un mixiólogo, más que un bartender, es un artista para mezclar los licores y subir el ánimo de toda la fiesta.

Ahora cuando estamos pensando en la organización de una boda, hay que ver mas allá de la decoración, música, y sobres para las invitaciones. Mas que nada hay que pensar que la bebida y el baile no es para todos, pero sí estamos casi obligados a comer. Por qué no disfrutar de ese deber diario, que sea una fuente de placer para compartir con nuestros invitados. Ese es el significado más puro de lo que hoy en día es una palabra muy mal utilizada y que es nuestro deber rescatar, “GOURMET”.

Epikus Catering
Telf: 2971844
Cel: 0983501534
Email: catering@usfq.edu.ec

Leave a comment